“El momento del cambio”: El deporte necesita un cambio profundo. Un cambio en las instituciones deportivas, un cambio en los propios deportistas y también un cambio en los aficionados. Vivimos la mejor época de la historia del deporte español. Y parecemos olvidar cada éxito en unas horas

Miguel Ángel López, Alejandro Valverde, Nicolás Almagro, José Antonio Expósito… ¿Les suenan esos nombres? Todos ellos forman parte de una lista, en la que puedo decir con mucho orgullo que me encuentro, de deportistas murcianos que han estado recientemente o están entre los diez mejores del mundo en su especialidad deportiva. Una lista de excelencia, una lista que, por desgracia, no se valora casi nunca.

 

Acaban de terminar los Juegos Olímpicos, unos Juegos en los que Murcia solo ha celebrado una medalla -en baloncesto femenino- y empiezan unos Juegos Paralímpicos en los que Murcia no celebrará ninguna. El resultado es malo, y decir lo contrario sería mentir. Pero, ¿tan malo es como para decir muchas de las cosas que se están diciendo? ¿Por qué cometéis con los deportistas estas injusticias?

 

Estar entre los mejores del mundo, sea en el ámbito que sea, requiere de un trabajo increíble por parte de mucha gente. El momento en que el deportista cruza la meta y gana la medalla va precedido de innumerables horas de trabajo por parte de ese deportista y de todo su equipo. Un trabajo que parece solo tenerse en cuenta cuando detrás de esa meta le espera el podio

al deportista. Pero, ¿en cuántos ámbitos podemos decir tanto en Murcia como en España que tengamos un nivel de excelencia similar al del deporte?

 

Me parece tremendamente injusto que se olviden los éxitos con tanta rapidez y salgan las voces críticas de siempre a poner el dedo en la llaga. ¿Piensan ustedes que Miguel Ángel, Alejandro o Nicolás no querían una medalla olímpica? ¿Creen de verdad que no han dedicado una cantidad de horas brutales a perseguir ese sueño? ¿Piensan de verdad que yo, que no me he clasificado para Río, no he dedicado junto a mi entrenador, a mi fisio y a todo mi equipo un año entero a intentar buscar mi mejor versión para llegar a la competición más importante del mundo?

 

¿Saben ustedes de verdad lo que significa estar entre los mejores del mundo? Significa un nivel de exigencia tan sumamente elevado que un pequeño detalle te deja fuera, te aparta de las posiciones privilegiadas. Significa que tienes que ir cada día al máximo, poner a disposición del deporte tu tiempo, tú vida e incluso tus relaciones personales. Significa supeditarlo todo a un sueño. Un sueño que nadie te garantiza que se vaya a cumplir. Un sueño que cuando todo va bien te hace tener sensaciones indescriptibles. Pero un sueño que, por desgracia, cuando algo falla se convierte prácticamente en una pesadilla.

 

Les pido que reflexionen sobre esto. El deporte necesita un cambio profundo. Un cambio en las instituciones deportivas, un cambio en los propios deportistas y también un cambio en los aficionados. Vivimos la mejor época de la historia del deporte español. Y parecemos olvidar cada éxito en unas horas.

 

Empecemos a valorar de una vez todo lo que se está consiguiendo, empecemos a creernos que estamos entre los mejores.

 

O estos éxitos no valdrán de nada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This